Presentan innovadora técnica basada en radiofrecuencia para tratar la hipoacusia y los acúfenos

Publicado: Juev/12/oct/2017
Los resultados del estudio observacional retrospectivo sobre la eficacia de la Electroestimulación coclear transmastoidea se presentan hoy en el Congreso Europeo de Otorrinolaringología.

Los resultados de un reciente estudio, presentados hoy en el Congreso Europeo de Otorrinolaringología que se celebra entre los días 9 y 11 de octubre en Barcelona, muestran la eficacia de una innovadora técnica basada en radiofrecuencia para eliminar o reducir los acúfenos, así como la hipoacusia relacionada con la disfunción coclear.


El doctor Gonzalo Martínez-Monche, director médico de los centros Ototech y desarrollador de esta terapia denominada Electroestimulación Coclear Transmastoidea ha sido el responsable de trasladar a la comunidad científica los principales datos obtenidos a través de este estudio observacional en el que participaron más de 300 pacientes afectados por acúfenos –un 35% mujeres y un 65% hombres-, de los cuales un 97,6% presentaban también hipoacusia patológica basal.

Resultados alentadores en el tratamiento de los acúfenos

Tras 15 sesiones de Electroestimulación Coclear Transmastoidea, el 89% de los pacientes tratados, que presentaban hipoacusia patológica, mejoraron la audición en al menos una frecuencia; siendo considerada la mejoría como una reducción de 10 o más decibelios.

Mientras que en casi dos de cada tres pacientes (62,5%) se logró una mejoría clínica significativa del acúfeno. También en prácticamente uno de cada cuatro casos –un 24% de los pacientes tratados-, el acúfeno despareció completamente (referido por el paciente).

De este modo, la Electroestimulación Coclear Transmastoidea se configura como una terapia alternativa o coadyuvante a las ya existentes –tratamiento farmacológico, entrenamiento de habituación al acúfeno o técnica de enmascaramiento-, ya que muestra interesantes datos de eficacia para dos problemas que suelen ir de la mano.

Y es que un 70% de las personas afectadas por acúfenos declara ver perjudicada su capacidad auditiva, en los más de mil pacientes tratados en los centros Ototech. Además, a lo largo del tratamiento, un 83,6% de los pacientes declaró haber sentido alguna mejoría de su acúfeno en alguna sesión, y un 74,8 % de éstos declaró haber finalizado mejor que antes de realizar la terapia.

La electroestimulación, una técnica indolora y no invasiva con eficacia probada en otros ámbitos

Tal y como ha explicado el Dr. Martínez-Monche a lo largo de su presentación en el simposio, la electroestimulación es una técnica no invasiva e indolora, sin efectos secundarios ni medicación requerida que consiste en la aplicación de una corriente eléctrica (radiofrecuencia) cerca de la zona afectada, situando unos electrodos en la región mastoidea (parte posterior del pabellón auditivo).

Por medio de la radiofrecuencia aplicada en esta área se consigue producir una resonancia con las estructuras intracelulares responsables de las funciones metabólicas (mitocondrias). Este aumento metabólico permite un reconocimiento por parte de la célula de las zonas de lesión que son responsables de la aparición de los acúfenos, de la hipoacusia y de la inestabilidad (vértigos).

El aumento metabólico permite, no sólo, que la célula “se ponga en marcha”, sino que además facilita la eliminación de los residuos generados por la misma (catabolitos). Desde hace años, las técnicas de electroestimulación se han aplicado con éxito en diferentes campos de la medicina como la cirugía, cardiología, oncología, estética o la rehabilitación.

Lo que se consigue, por tanto, con la técnica de electroestimulación coclear transmastoidea es regenerar las células dañadas del oído interno, haciendo que éstas recuperen su función y morfología original y vuelvan a trabajar correctamente.

En el estudio presentado en el Congreso Europeo de Otorrinolaringología, se aplicó la estimulación siguiendo lo que determina el protocolo,  a lo largo de 15 sesiones con una distancia de al menos 24 horas entre las mismas y con una duración de 15 minutos por oído afectado.

Mejoría clínica de 10 o más decibelios

Además, se incluyeron una audiometría inicial, otra en la mitad de la terapia y otra al final y se solicitó a todos los pacientes que respondieran las preguntas del Tinnitus Handicap Inventory (THI) en relación a la percepción de su acúfeno, y que determinaran mediante una escala numérica del 1 al 10 su evolución a lo largo de todo el tratamiento.


Sobre este último punto, el Dr. Martínez –Monche ha incidido en que la mejora auditiva registrada por parte de los pacientes con hipoacusia patológicas iniciales fue de ?10 dB de media, alcanzando máximos cuando la hipoacusia afectaba frecuencias extremas. El 89% mejoraron la audición entre 1 y 7 frecuencias –más de la mitad de los pacientes tenían todas las frecuencias afectadas antes de iniciar el tratamiento- y se detectaron mejoras incluso en pacientes con audiometrías no patológicas.

Según el estudio presentado, el Dr. Martínez-Monche concluye que el uso de radiofrecuencias para tratar patologías endolaberínticas se está verificando como una técnica muy eficaz para resolver los problemas asociados a los acúfenos como la hipoacusia o los desequilibrios.

Con información de MEDICINA 21: https://www.medicina21.com/Notas_de_Prensa-V11370.html